Inicio / Informes / Guerra en Yemen: responsabilidades sauditas, complicidades europeas

Guerra en Yemen: responsabilidades sauditas, complicidades europeas

Desde 2015 los niveles de violencia han escalado de manera significativa en Yemen. En marzo de ese año, Arabia Saudita decidió ponerse al frente de una coalición militar con la finalidad de restablecer el gobierno de Abdo Rabbo Mansour Hadi, depuesto meses antes por el grupo armado yemení conocido como los al-houthistas y acusado por Riad de ser un “proxy” de Irán. A partir de entonces, el conflicto armado se ha complejizado a causa de la implicación de múltiples actores y la proyección de intereses regionales e internacionales en la disputa. La guerra ha tenido efectos devastadores en la población, ha provocado miles de víctimas civiles y ha arrastrado al país a una crisis humanitaria de enorme magnitud, considerada en la actualidad como la más grave de todo el mundo. En los últimos cinco años, Naciones Unidas y diversas ONG humanitarias y de derechos humanos han advertido continuamente sobre los graves abusos perpetrados en el marco del conflicto armado en Yemen por parte de diversos actores y han señalado expresamente a la coalición internacional liderada por Arabia Saudita por su responsabilidad en ataques contra la población civil yemení. Pese a estos antecedentes, diversos Estados europeos, incluido el español, han mantenido su política de venta de armas a Riad, contraviniendo disposiciones de normativas nacionales, europeas y el Tratado Internacional de Comercio de Armas.

El presente informe de la Escola de Cultura de Pau, el Centre Delàs d’Estudis per la Pau y el Institut de Drets Humans de Catalunya analiza las dinámicas del conflicto armado en Yemen, la implicación saudita y sus consecuencias; expone la continuidad en los flujos de armas a pesar de las denuncias de múltiples abusos; y ofrece una serie de recomendaciones a gobiernos europeos y al español. Las evidencias exigen un urgente cambio en la política europea y española y la adopción de medidas concretas y contundentes para frenar las ventas y transferencias de armas a Arabia Saudita, favorecer la desescalada de la violencia, promover salidas políticas al conflicto y asistir de manera inmediata las ingentes necesidades humanitarias en Yemen.

Descargar informe aquí .